950 300 886 info@casarafael.com

Diez cosas que harán que tu boda sea irrepetible  

Sabemos que el día de boda lo recordarás durante el resto de tu vida. Por esta razón, debemos tenerlo todo lo mejor planeado que sea posible, para que tú, tu pareja y tus seres queridos solo os tengáis que dejar llevar por la magia de ese día tan especial para todos.

En Casa Rafael somos expertos en todo tipo de eventos, y como no, en bodas. Por eso, hemos redactado un decálogo de consejos que harán que tu boda sea irrepetible.

 

  • Comida o cena previa entre los más cercanos. Es una ocasión perfecta para acercar posturas y para hablar del gran día. La comida o la cena previa no tiene por qué celebrarse justo el día antes de la boda, pero sí cuando el día fijado para la boda se vaya acercando. En esta cita se podrán despejar algunas dudas que de otra manera sería muy complicado resolver, propiciando que el día de la boda todo salga a pedir de boca.
  • Escoge bien las flores. Cada flor tiene un significado muy diferente, por lo que hay que prestar mucha atención a qué tipo de flor se elige para cada momento y para cada espacio donde se celebre el evento. Además, tenemos la oportunidad de destacar a algunos de nuestros seres queridos con un detalle floral, para que lo lleven como accesorio. Así conseguiremos que se sientan más cerca de la pareja en este día tan especial. Para una buena elección de las flores la recomendación es que siempre contemos con un experto, que sabrá aconsejarnos perfectamente sobre las flores que mejor encajan con nosotros, el lugar elegido y, por supuesto, la fecha en la que se celebrará la boda.
  • Reduce a cero los imprevistos. Por mucho que quieras tenerlo todo previsto para ese día, es probable que te dejes algo, por lo que es muy recomendable que te dejes asesorar por profesionales a los que dejarles la mayor parte del peso de la organización. Porque la pareja que se casa se debe concentrar en lo importante y dejar los detalles para los profesionales del sector.
  • La mejor bienvenida. Dicen que no existe una segunda oportunidad para causar una primera impresión, y por esta razón, es esencial que desde el primer momento ofrezcamos a los invitados un espacio único. Todos los detalles tienen que hablar de este gran día y tienen que estar cuidados con mucho esmero. Es un buen detalle nombrar las mesas con ciudades especiales para los novios, en lugar de con los números de siempre. E incluso tener las tarjetas con cada nombre hechas a mano, un detalle que agradecerán y por el que se sentirán parte de la celebración.
  • Libro de firmas. Aunque parezca algo anticuado, es un detalle que no puede faltar en una boda para que todos los invitados dejen escritos los mejores deseos para los novios. Será un elemento que siempre gustará tener en casa y que irá adquiriendo mucho más valor cuanto más tiempo pase.
  • Una playlist única para un día único. Seguro que de memoria podríamos elaborar una pequeña lista de al menos diez canciones que compartes con tu pareja. Momentos emotivos que una canción ha hecho inolvidables. Por eso es muy importante que ese día tengamos planeadas todas las canciones que formarán parte de la celebración. Según el momento, elegiremos una u otra, pero la banda sonora es esencial para que la emoción esté a flor de piel en cualquier momento.
  • Brindis por la vida. Puede ser espontáneo o estar planeado previamente, antes o después, que alguien lo pida o que sean los novios los que alcen la copa para brindar. Lo que es seguro es que hay que brindar por la vida y por los buenos momentos del pasado, el presente y, sobre todo, el futuro de la pareja. Y si hay algún invitado que se anime a hablar, siempre será bienvenido su discurso sobre la pareja.
  • Diversión para los niños. Son una parte muy importante de la celebración, porque los niños inundan todo con su alegría. Para este día tan especial se pueden alquilar colchones hinchables o algunos columpios que les permitan divertirse.
  • Mesa dulce. Las bodas son una ocasión única, y por eso es importante contar con un rincón o una mesa dulce con varios sabores. Porque a nadie le amarga un dulce, siempre hay que tenerlos presentes.
  • Fotos para el recuerdo. Más allá de los recuerdos que pueda inmortalizar un profesional de la fotografía, es muy recomendable contar con un photocall en el que los invitados puedan dar rienda suelta a su imaginación. Un fondo con el nombre de los novios y algunas fotos con algunos de los invitados serán detalles a tener en cuenta. Además, las pelucas, sombreros y gafas dan mucho juego para las fotos con los novios que después se compartirán para tener recuerdos únicos de un día muy especial.

En Casa Rafael contamos con expertos que os ayudarán a organizar vuestra boda y a seleccionar todos los detalles necesarios para que la celebración sea única y totalmente personalizada. Asimismo, ofrecemos múltiples servicios adicionales: mesa de dulces, venenciador, decoración de mesas, coctelería… Contadnos cuál es la boda de vuestros sueños y la haremos realidad. ¡Te esperamos!